Publicado 01/07/2024 01:07

Bolivia.- Argentina niega que los militares bolivianos intentasen dar un golpe de Estado

Militares de Bolivia cercando la sede del Gobierno del país en La Paz
Militares de Bolivia cercando la sede del Gobierno del país en La Paz - Europa Press/Contacto/Roberto Aranda

Buenos Aires carga contra la "falsa denuncia" del Gobierno boliviano y asegura que los hechos son "poco creíbles"

MADRID, 1 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Argentina ha negado este domingo que los militares bolivianos intentasen dar un golpe de Estado el pasado miércoles, y ha cargado contra la "falsa denuncia" del presidente del país, Luis Arce, tras asegurar que los hechos son "poco creíbles", alineándose así con las afirmaciones del expresidente Evo Morales y sus seguidores dentro del gubernamental Movimiento Al Socialismo (MAS).

"La Oficina del Presidente repudia la falsa denuncia de golpe de Estado realizada por el Gobierno de Bolivia el día miércoles 26 de junio, y confirmada como fraudulenta en el día de la fecha", ha expresado la Presidencia argentina en un comunicado publicado en su cuenta de la red social X.

Asimismo, ha calificado los hechos de "poco creíbles" y que "no encajaban en el contexto sociopolítico" de Bolivia donde, según Buenos Aires, el MAS controla tanto el Poder Legislativo como el Judicial, el Ejecutivo y las Fuerzas Armadas.

"Hace tiempo que la democracia boliviana está en peligro. No por un golpe militar, sino porque históricamente los gobiernos socialistas derivan en dictaduras. Sobran ejemplos: Cuba, Venezuela, Nicaragua, Corea del Norte", reza la misiva.

El Gobierno argentino también ha considerado que en Bolivia hay más de 200 presos políticos, entre los que incluye a la expresidenta Jeanine Áñez y al gobernador de Santa Cruz, Luis Fernando Camacho, tras lo que ha mostrado su deseo de que "prevalezca la democracia" que está siendo "atacada" desde "hace años".

La Presidencia argentina se suma así al 'ala evista' del MAS, que ha denunciado un "autogolpe" para mejorar la popularidad del propio Arce, si bien este lo ha negado de forma categórica. El propio Morales ha asegurado que el mandatario ha "engañado" y "mentido" tanto a la población como a la comunidad internacional.

El Gobierno de Bolivia sofocó en apenas tres horas el intento de golpe de Estado encabezado por el general Juan José Zúñiga, quien junto a unidades del Ejército había tomado la plaza de Murillo de La Paz, centro del poder político del país, para evitar que Morales pudiera presentarse a las elecciones y había llegado a asegurar que "pronto" se formaría un nuevo gabinete.

Las autoridades ya han logrado detener a 21 personas, entre ellos el general Juan José Zúñiga y el vicealmirante Juan Arnez Salvador, las dos caras más visibles del amotinamiento, y que han sido acusados de terrorismo y de alzamiento armado contra la seguridad y soberanía del Estado.

Contador